jueves, 24 de mayo de 2012

Abuso de la sal


es la sal del gusto el ser querida:
                                          que daña lo que falta y lo que sobra. 
SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ




MI AMADA compañera
la maravillosa mujer
con la que comparto
mi vida
le echa demasiada sal a la comida
Lo que me lleva
a preocuparme  seriamente
por su salud y bienestar
Ya se sabe:
la oclusión de venas y arterias
la tensión sanguínea que se eleva
el mayor esfuerzo del corazón
Pero también me inquieta sobremanera
saber que esta predisposición insana
es indicio claro de que mi amada
(como gran fumadora que es)
ha venido perdiendo paladar
Entonces yo me pregunto
Intrigado, el susto metido en el cuerpo
¡Ah! ¿y a qué le estarán sabiendo mis besos,
podrá todavía saborearlos con deleite?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tu valioso comentario